martes, 31 de mayo de 2016

La vie en Rose Wedding Experience

En el mes de Abril participamos en el  Pazo do Tambre en las jornadas de puertas abiertas que allí se celebraron. Cuando nos llamaron, tenemos que reconocer que fue un proyecto que nos enganchó desde el minuto uno.


Sin duda, el entorno es mágico. No solo el edifico del Pazo, sino también los inmensos jardines, el lago, el embarcadero...

De los tres salones que componen el conjunto nosotros sabíamos que íbamos a estar ubicados en el Salón Pazo. La decoración integral de dicho salón la llevaría a cabo Rebeca Senra. Nosotros tendríamos que realizan la mesa dulce.

Ciertamente, nos parecía todo un reto. Tendríamos que hacer encajar nuestros dulces dentro de la decoración que nos íbamos a encontrar. ¿Seríamos capaces?

Como podéis imaginar los días previos pasaron a tener 12 horas (según percepción nuestra) y las horas apenas 10 minutos. Como siempre nuestra obsesión: todo tenía que quedar perfecto.

Lo cierto, es que cuando llegamos, nuestras bocas se abrieron como túneles. ¡Era todo tan bonito y romántico! Cada detalle del salón que veíamos nos entusiasmaba más.




















Nos pusimos manos a la obra. Tenemos que deciros, que quedamos encantados con la decoración de la mesa. La propuesta desarrollada por Rebeca Senra era preciosa. Nuestros postres encajaron perfectamente.


Una vez que todo estuvo en su sitio, de repente, nos dimos cuenta que todos los nervios se habían esfumado y nos dedicamos a disfrutar de ese fin de semana de trabajo y placer. Conocimos a profesionales increíbles que, al igual que nosotros, trabajan para hacer que un evento tan importante en la vida de dos personas sea algo inolvidable. También, pudimos conocer a parejas interesadas en celebrar su boda allí.

Contaros que el equipo del Pazo es maravilloso. En todo momento, estuvieron pendientes de todo y de todos. Nos hicieron sentir como en casa.

A lo largo del fin de semana, se desarrollaron muchas actividades en las que pudo participar toda la gente que se acercó al Pazo: cócteles, fuentes de chocolate, música, consejos de maquillaje, cata de vinos...

Además, al ser una jornada de puertas abiertas, también tuvimos la ocasión de aprender muchas cosas del Pazo ya que la gente que se acercaba, nos iba contando como era el pazo que ellos recordaban. fue estupendo comprender que aquellos salones habían sido habitaciones en donde se desarrollaba al vida del Pazo.
 

 







 











No hay comentarios:

Publicar un comentario