miércoles, 29 de enero de 2014

Tarta ballenas

Esta fue otras de las tartas que mi amigo me encargó.
En ésta ocasión fue una tarta para su hijo al que le gustan mucho las ballenas.
Más que la tarta, me gustaría enseñaros la carita que se le quedó cuando vinieron a buscarla. La miraba asombrado y le preguntaba a su padre si era de verdad.
No sé si se habrán comido la ballena, pero yo me lo hubiera comido a él (a besos).
Espero que disfrutéis con la tarta  tanto, como yo he disfrutado haciéndola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario