jueves, 22 de noviembre de 2012

Galletas decoradas Peppa Pig

Peppa Pig ya se había dejado ver por aquí en forma de tarta. Ahora la tenemos en forma de galleta.
Mientras hacía las galletas, tuve un pensamiento que se fue liando como una espiral. Lo primero que pensé fue: los niños de ahora (¡ya empezamos con la ruptura generacional!) son muy raros, ¡mira que gustarle unos dibujos animados cuyos protagonistas son una familia de cerdos! De pronto, en mi cabeza, hubo una explosión de ideas-imágenes. ¡Pues claro! ¡Todos habíamos tenido cerditos adorables en nuestra infancia! Nuestra generación compartió sus tardes con Porky el cerdito de la Wagner y con la cerdita Piggy (eternamente enamorada de la rana Gustavo).
Más tarde, también recordé al gran- pequeño amigo  del oso Winnnie: Piglet.
Todo esto, sin olvidar, la historia de Los Tres Cerditos que, desde el siglo XVIII, han hecho soplar y soplar a todos los niños de ayer, hoy y, espero, de mañana.
Así que tengo que reconocer que, mientras hacia estas galletas, me he reconciliado con Peppa Pig y toda su familia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario