lunes, 24 de septiembre de 2012

Un trozito de Magnolia Bakery....


Este verano mi hermana estuvo en Nueva York, como os podéis imaginar mi encargo era que se pasasen por Magnolia Bakery y probasen sus cupcakes.
La petición  fue atendida, pero ha tenido dos consecuencias. La primera, que mi sobrino, fan incondicional de mis cupcakes, y que afirmaba que eran los mejores del mundo (los familiares siempre tan imparciales) me comunicó a la vuelta, con gran pesar de su corazón ,que, después de haber probado los cupcakes de Magnolia Bakery, los mios quedaban en un digno segundo puesto (aclarandome, eso sí, que del mundo mundial.¡Qué se le va ha hacder!
La segunda consecuencia la podéis ver en la foto. Por un lado una jarra termo. Ideal para tomar infusiones en invierno. Os aseguro que aquí, en el Mercado de Abastos de Santiago, los inviernos son crueles. Y, ¡una bolsa de Magnolia Bakery! que ha pasado a formar parte de la decoración de la tienda.




Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario