sábado, 26 de febrero de 2011

Orejas de Carnaval

Uno de los postres típicos del carnaval son, sin duda, las orejas.
Yo creo que recetas de orejas de Carnaval casi hay tantas como familias. Unas llevan levadura , otras no; unas llevan leche, otras nata; unas llevan ralladura de limón, otras solo anís o… también canela, o orujo, o….. en fin…., estoy segura: se os ocurren otros muchos ingredientes que podéis añadir o quitar.
La receta que hoy os dejo es de una amiga. Es la receta que ella recuerda hacía su madre en casa y ha tenido la amabilidad de compartir con nosotros, pero ella la ha adaptado a la Thermomix.
De todos modos, si no tenéis la Thermomix, podéis amasarlas a mano sin ningún problema. Tan sólo tendréis que hacer un volcán con la harina y en el centro echar los liquidos para poder ir mezclándolos y hacer la masa.
 Para mí lo que sí es importante es una buena harina de fuerza, que la masa suba correctamente  y que al estirarla nos permita dejar la masa casi transparente sin que se rompa para que después al freirla en abundante aceite quede crujiente. (Si os gustan más blanditas, lo mejor es que no las estiréis tanto).   




Ingredientes

350 gr de líquidos (1 o 2 huevos, 1 cucharada de mantequilla, 80gr de anís y leche hasta completar los gr. requeridos)
600gr de harina de fuerza.
1 nuez de levadura prensada.
Ralladura de limón.

1.- Echamos en el vaso los líquidos, programamos 40 sg, 37º, velocidad 3.
2.- Añadimos la levadura, disolvemos unos segundos velocidad 4.
3.- Añadimos la harina y la ralladura de limón. Mezclamos unos segundos a velocidad 6. Programos 2 minutos, velocidad espiga.
4.- Dejamos reposar para que la masa suba.
5.- Una vez que la masa ha subido, cortamos en pequeñas porciones, estiramos y freimos.

Yo primero estiro con el rodillo y después, en el aire, acabo de estirar la masa con la yema de los dedos. Esto me permite dejar la masa transparente.
El aceite que uso es de girasol, pero cada uno lo puede adaptar a su gusto. Debe estar bien caliente para que la oreja no se empape y adquiera ese color doradito. Al aceite le pongo unas cáscaras de limón para evitar que se queme.
Después de freirlas se espolvorean con azúcar. Yo uso azúcar pulverizado, pero si os gusta más podéis usar azúcar normal.
Un truco: aromatizo el azúcar con cáscara de limón pulverizada. Les da un toque delicioso.

1 comentario:

  1. Me encantan!:Uno de los mejores momentos del Carnaval...cuando mi madre me ponía a amasar a la antigua usanza....ME encanta el aroma a anís y limón.. ¿Para qué queremos perfumes?..
    hilda

    ResponderEliminar