lunes, 28 de febrero de 2011

"Filloas" rellenas de crema de naranja

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Febrero nos invita a preparar un clásico de la gastronomía francesa, Crêpe  
La propuesta de este mes me encanta porque me permite preparar otro postre de Carnaval típico de Galicia: la filloa.



Os contaré que tradicionalmente se hacen en una placa de fundición llamada “filloeira” o sobre una losa de piedra que previamente hay que calentar. Es precisamente esta forma de hacerlas lo que hace que algunos historiadores planteen que sus orígenes entroncan con los indios mejicanos que también usaban losas de piedra para hacer alguna variedad de tortas; otros sitúan sus orígenes en Europa, parece que los legionarios romanos ya las preparaban con harina y agua. Esas tortas acabaron expandiéndose como tradición por toda Europa y se les han ido incorporando diferentes ingredientes sin cambiar su base.    
He estado mirando y, al igual que ocurre con las Orejas de Carnaval, hay cientos de recetas. Así que….solo espero que esta que he elegido os guste.  
Después de darle algunas vueltas a la cabeza, me decidí por un relleno de naranja. Para que mi ayudante de cocina no se pusiera mohína adapté una receta que tengo de crema de limón y la transforme en crema de naranja.   

Ingredientes para las Filloas:

3 huevos
10gr. aceite de oliva virgen extra
160 gr de harina
1 pellizco de sal
1 pellizco de azúcar
210 gr de de leche 
200 gr de agua


Ingredientes para la crema de naranja (en la Thermomix):

150gr de azúcar pulverizada
La piel de una naranja pulverizada
100gr de mantequilla
4 huevos
150gr de zumo de naranja

Preparación de la crema:
Una vez pulverizados el azúcar y la piel de la naranja, agregamos los restantes ingredientes y programamos 6 minutos, temperatura 90º, velocidad 3.
Esperamos a que enfríe para su uso.


 Preparación de las filloas:
1.- Batimos en un bol los huevos y fundimos la mantequilla.
2.- Tamizamos  la harina directamente sobre un bol, añadimos los huevos y la sal.
3.- Disolvemos la leche con el agua. Añadimos la mantequilla fundida, mezclándolo todo bien. Dejamos reposar como mínimo ½  hora a temperatura ambiente.
4.- Para hacer la filloa calentamos un sartén, la pincelamos con aceite y vertemos una porción de masa (aproximadamente un cucharón), inclinamos la sartén en todas las direcciones para repartirla bien.
Cuando la masa haya cuajado, despegamos el borde y le damos la vuelta a la filloa. La cocemos por el otro lado hasta que esté dorada.
6.- Le ponemos el relleno que hemos preparado.    

¡Buen provecho!
  

sábado, 26 de febrero de 2011

Orejas de Carnaval

Uno de los postres típicos del carnaval son, sin duda, las orejas.
Yo creo que recetas de orejas de Carnaval casi hay tantas como familias. Unas llevan levadura , otras no; unas llevan leche, otras nata; unas llevan ralladura de limón, otras solo anís o… también canela, o orujo, o….. en fin…., estoy segura: se os ocurren otros muchos ingredientes que podéis añadir o quitar.
La receta que hoy os dejo es de una amiga. Es la receta que ella recuerda hacía su madre en casa y ha tenido la amabilidad de compartir con nosotros, pero ella la ha adaptado a la Thermomix.
De todos modos, si no tenéis la Thermomix, podéis amasarlas a mano sin ningún problema. Tan sólo tendréis que hacer un volcán con la harina y en el centro echar los liquidos para poder ir mezclándolos y hacer la masa.
 Para mí lo que sí es importante es una buena harina de fuerza, que la masa suba correctamente  y que al estirarla nos permita dejar la masa casi transparente sin que se rompa para que después al freirla en abundante aceite quede crujiente. (Si os gustan más blanditas, lo mejor es que no las estiréis tanto).   




Ingredientes

350 gr de líquidos (1 o 2 huevos, 1 cucharada de mantequilla, 80gr de anís y leche hasta completar los gr. requeridos)
600gr de harina de fuerza.
1 nuez de levadura prensada.
Ralladura de limón.

1.- Echamos en el vaso los líquidos, programamos 40 sg, 37º, velocidad 3.
2.- Añadimos la levadura, disolvemos unos segundos velocidad 4.
3.- Añadimos la harina y la ralladura de limón. Mezclamos unos segundos a velocidad 6. Programos 2 minutos, velocidad espiga.
4.- Dejamos reposar para que la masa suba.
5.- Una vez que la masa ha subido, cortamos en pequeñas porciones, estiramos y freimos.

Yo primero estiro con el rodillo y después, en el aire, acabo de estirar la masa con la yema de los dedos. Esto me permite dejar la masa transparente.
El aceite que uso es de girasol, pero cada uno lo puede adaptar a su gusto. Debe estar bien caliente para que la oreja no se empape y adquiera ese color doradito. Al aceite le pongo unas cáscaras de limón para evitar que se queme.
Después de freirlas se espolvorean con azúcar. Yo uso azúcar pulverizado, pero si os gusta más podéis usar azúcar normal.
Un truco: aromatizo el azúcar con cáscara de limón pulverizada. Les da un toque delicioso.

domingo, 13 de febrero de 2011

Flan de arroz con leche

Esta receta la tengo en un libro que me regalaron por Navidad: “Cocina fácil con Thermomix”. Soy una apasionada del arroz con leche, me gusta desde que era niña. Cuando lo había de cena, para mi, era fiesta.
Como podéis imaginar, en seguida me tentó la idea de hacerlo. Hoy, por fin, llego el día. 


 
Ingredientes:

Para el caramelo:
50gr de azúcar.
Unas gotas de limón o agua.

Para el flan:
200gr de azúcar.
100gr de arroz.
Ralladura de limón.
3 huevos.
600gr de leche

1.- El caramelo. Poned un cazo con el azúcar y el limón o agua. Cuando comience a coger color echarlo en el molde que queráis caramelizar.
Como veis en la foto yo solo dejo que tome un ligero color dorado. Si el caramelo se tuesta demasiado puede llegar a tener un ligero sabor amargo y los críticos gastronómicos de mi taller empiezan a protestar como locos. Pero, esto es cuestión de gustos.
2.- El flan. Vertemos en el vaso limpio y seco el azúcar y pulverizamos 30sg, velocidad progresiva 5-7-10. A continuación añadimos el arroz y pulverizamos a la misma velocidad y también durante 30sg y añadimos la ralladura de limón.
Agregamos los huevos y la leche y programamos 12 minutos, temperatura 100ºC, velocidad 5.
Se hará una crema que depositaremos en el molde caramelizado y dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Después lo pasaremos al frigorífico antes  de desmoldarlo.

Yo al desmoldarlo lo he espolvoreado con canela, porque, para mi, le da el toque definitivo. Pero es solo una sugerencia. Si a alguien en casa no le gusta la canela, también podéis ponérsela a la ración de vuestro plato.